La Semana Mundial de la Lactancia Materna (del 1 al 7 de agosto) es una ocasión clave para recordar que, en el Perú, solo el 66% de bebes son alimentados con leche materna en sus primeros meses de vida, una cifra que debería ser más alta por su gran importancia. Según UNICEF, cada año se podría evitar la muerte de 820,000 menores y 20,000 madres en el mundo con una efectiva lactancia materna.



¿Cuáles son los beneficios para la madre e hijo?



Está demostrado que, en los bebes, el amamantamiento —además de asegurar su desarrollo integral— ayuda a evitar la diarrea y neumonía, las dos principales causas de muerte en los lactantes. Asimismo, en las madres, previene el cáncer de ovario y de mama, los factores más graves de mortalidad en mujeres.



Esas son las dimensiones reales de la importancia de la lactancia materna. Pero para lograr este impacto positivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que, en los primeros seis meses de vida, los bebes reciban una lactancia materna exclusiva y posteriormente se les dé una alimentación complementaria, pero sin dejar de amamantarlos hasta los 2 años o más.



Es decir, se deben generar todas las condiciones necesarias para evitar que los niños y niñas se desteten prematuramente. Y eso implica que las madres conozcan los pasos necesarios para lograr una lactancia exitosa, tal como se explica en este video:





Más beneficios de la lactancia materna



La lactancia materna es un proceso al que se le debe dar la importancia correspondiente porque supone beneficios nutricionales, cognitivos y de salud tanto para los hijos como para las mamás. Y no solo durante el periodo de lactancia, sino para asegurar el bienestar futuro.



Por ejemplo, los adolescentes y adultos que fueron amamantados de niños logran entre 2 y 5 puntos más en los indicadores de desarrollo de la inteligencia, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).



Además, la leche materna es una fuente importante de energía y nutrientes para los niños entre los 6 y 23 meses. De igual modo, puede aportar más de la mitad de las necesidades energéticas entre los 6 y 12 meses y un tercio entre los 12 y 24 meses.



Gracias al éxito que se tenga con la lactancia materna, se podrán acceder a estas ventajas y a otros beneficios específicos, como los siguientes:



Para el recién nacido:




  • Ayuda al desarrollo de la boca, dientes y maxilares del bebe.

  • Reduce la probabilidad de infecciones respiratorias, así como neumonías y otitis.

  • Favorece la generación de factores de defensa.

  • Contribuye a desarrollar el lenguaje.

  • Reduce los posibles casos de diarrea.

  • Permite generar defensas contra el asma y las alergias.

  • Ejerce protección contra la diabetes y el sobrepeso.

  • Protege a largo plazo contra enfermedades cardiovasculares.

  • El Reglamento de Alimentación Infantil promueve el inicio temprano de la lactancia materna desde la primera hora de nacido y “a demanda”. Actualmente, esta práctica se viene implementando en los centros materno-infantiles públicos y privados.

  • La leche materna, desde el punto de vista nutricional, cubre todas las necesidades hasta los seis meses de vida. Durante este periodo, la lactancia materna es exclusiva y el niño no necesita ningún otro alimento.



Para la madre:




  • Protege contra el cáncer de ovario y de mama. A mayor tiempo de lactancia, mayor protección contra las enfermedades.

  • Se establece el apego de la madre al hijo y viceversa. Ello genera profundos sentimientos de ternura, admiración y protección hacia el hijo.

  • Disminuye el riesgo de anemia y depresión posparto.

  • Equilibrio emocional de la madre: la unión madre-hijo produce en ella un sentimiento de valoración de sí misma y equilibrio emocional.

  • Por el estímulo de la succión tras el parto, la oxitocina participa en la salida de la leche y también actúa sobre el útero. De esta forma, se disminuye el sangrado y se ayuda a que este recupere su tamaño regular.



Los padres también deben ser incluidos como partícipes durante este proceso. Hoy en día, el rol del hombre también es contribuir a la satisfacción del amamantamiento y apoyar a la madre y al bebe para lograr una lactancia exitosa. Por eso, es elemental que los papás conozcan las diversas formas en las que pueden ayudar.



Ten en cuenta que los seguros de salud y de vida, como los que ofrecemos en Pacífico, son un respaldo que debes considerar en esta etapa. Con el programa Maternidad se puede acceder a consultas médicas prenatales, cursos de preparación para el parto o psicoprofilaxis durante la gestión, atenciones ambulatorias y hospitalarias, entre otros beneficios. Si deseas conocer más sobre nuestra oferta de seguros, ingresa aquí.