Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la alimentación de los niños durante los primeros seis meses de vida debe ser exclusivamente con leche materna para que su crecimiento, desarrollo y salud sean los más óptimos. Después de este período, se les puede empezar a dar alimentos complementarios, además de la leche materna.  



Cuatro formas en las que papá puede ayudar en la lactancia materna



Muchas veces, los padres sienten que en esta etapa deben mantenerse apartados y dejar este espacio para la madre y el niño; sin embargo, no debe ser así. El padre no puede comportarse como una persona extraña a esta actividad. Por el contrario, debe tener un rol activo en diferentes aspectos, desde la comodidad de la madre hasta encargarse de los cuidados del bebé.  



Los primeros meses después del nacimiento suelen ser abrumadores y las familias nuevas necesitan apoyo mutuo. Por ejemplo, durante esta etapa la madre debe consumir 2 litros o más de líquidos, pues la leche materna contiene un 90% de agua. Si sufre una deshidratación leve, es posible que la lactancia se vea interrumpida. El padre puede ayudar llevándole un vaso de agua después de que amamante y hacerle recordar la importancia de su bienestar.  



¿Acabas de ser papá y quieres conocer cómo participar de la lactancia materna? Hay muchas formas en las que puedes hacerte presente durante esta etapa. Aquí te explicamos 4 de ellas en las que tendrás un rol activo junto a la madre.  




  • Ayúdala a ponerse cómoda

    Busca una cantidad de almohadas suficientes para que tu pareja esté cómoda al momento de la lactancia. En algunas posiciones, cabe la posibilidad de que necesite tu ayuda para el bienestar del bebé, por lo que es necesario que sepas algunas técnicas de lactancia. Recuérdale que respire profundamente y relaje los hombros y el cuerpo una vez que el bebé esté amantando.

  • Apoya después de la alimentación

    Ofrécete para hacer eructar al bebé. Es una gran manera para que puedas participar durante su alimentación. De esta manera, podrás interactuar con tu hijo en un momento importante para él. Además, el contacto piel a piel ayuda a establecer una relación más cercana con tu pequeño.

  • Infórmate sobre la lactancia Puedes educarte sobre las necesidades alimenticias del niño y la importancia de la lactancia materna. Por ejemplo, un bebé recién nacido necesita comer cada dos o tres horas, o cuando demuestre señales de hambre. Entonces, puedes llevarlo con la madre o usar el biberón que debes tener de reserva. Una iniciativa también es llevar un curso de lactancia para ser un apoyo activo.  

  • Aplicaciones a tu alcance Asegúrate de conocer algunas aplicaciones que puedan ayudarte durante este periodo. Puedes encontrar apps con información sobre los beneficios de la lactancia materna. Hay otras opciones que brindan consejos de la mano de especialistas y recomendaciones sobre productos relacionados con la lactancia, así como soluciones para los principales problemas que se puedan presentar. Hoy en día, tienes toda esta información a un solo clic.



Las mujeres suelen sentirse muy agotadas en este ciclo, por lo que tu ayuda será importante para su bienestar y comodidad. Toma en cuenta en estos consejos y si quieres saber un poco más sobre la alimentación del bebé a medida que va creciendo, conoce los trucos para introducir las papillas como parte de su dieta. Recuerda, además, que un seguro de salud y de vida es un respaldo importante durante esta etapa. Si deseas conocer más sobre nuestra oferta de seguros, ingresa aquí.