El cuidado del medioambiente nos compete a todos. Más aún cuando el Perú desperdicia el 37% del agua utilizable al año y genera 23 mil toneladas de basura al día. De modo que es nuestra responsabilidad cuidar el planeta, tarea que podemos cumplir desde nuestras viviendas, convirtiéndolas en casas ecológicas.



Casas ecológicas: ¿Cómo cuidar el medioambiente desde el hogar?



Apuesta por el cuidado del agua



A través de pequeños esfuerzos en el hogar es posible lograr grandes cambios. Es el caso del cuidado del agua, pues, mientras vivimos en un contexto de escasez hídrica, voluntaria o involuntariamente solemos desperdiciar este recurso.



Por ese motivo, el primer paso para revertir este problema es tomando consciencia de cuántos litros gastamos cuando realizamos una simple actividad cotidiana de forma incorrecta, tal como se muestra en este gráfico.



Casas ecológicas: ¿Cómo cuidar el medioambiente desde el hogar?



Una vez advertido del derroche de agua que podemos estar cometiendo es momento de tomar acciones simples, como cerrar el caño mientras uno se cepilla o enjabona en la ducha; o reutilizar el agua de lavar platos o verduras para otros fines como jalar el inodoro o regar las plantas, respectivamente, entre otros cambios.



Hábitos para ahorrar energía



Economizar el consumo de energía es una manera efectiva de cuidar el medioambiente, además de cómo hacer tu casa más ecológica. Esto permitirá que la emisión de gases como el CO2 disminuya y, de paso, se reduzca el monto de los recibos mensuales. ¿Cómo hacerlo?




  • Aprovechar la luz del día



Lo ideal es reducir el uso de la luz artificial. Es mejor aprovechar los espacios del hogar donde se presenten más iluminación natural. Para sacarle el máximo beneficio, una alternativa es utilizar cortinas ligeras para que la luz natural ingrese sin ningún problema.




  • Utilizar focos ahorradores o LED



Este tipo de focos son más duraderos que los convencionales, reducen el consumo de energía conservando la misma iluminación y generan un mayor ahorro de dinero. Si los usamos en casa, economizaremos hasta un 80% de energía eléctrica.




  • Apagar las luces



Si bien parece una acción obvia, muchas veces dejamos las luces prendidas donde no hay nadie. Para erradicar esta mala costumbre, apaguemos la luz de la cocina, dormitorio o sala cada vez que salgamos de estos espacios, así tengamos la intención de regresar en un breve tiempo.




  • No dejar los aparatos enchufados



Se ha hecho común dejar los cargadores del celular enchufados así no los utilicemos. Lo mismo sucede con los televisores y otros equipos. Hay que recordar que los aparatos eléctricos enchufados consumen energía pese a estar apagados.



La importancia de reciclar y reutilizar



No todos los productos utilizados tienen que ir a la basura. Muchos de ellos se pueden reciclar y reutilizar. En el país, solo se recicla el 1.9% del total de residuos sólidos reaprovechables y eso significa perder una gran oportunidad para ayudar a la conservación del planeta. Aquí algunas ideas de cómo ser más responsables:




  • Clasificar la basura



Tengamos un tacho para los residuos orgánicos y otro para objetos reciclables. En este último, depositemos el plástico, metal, vidrio, papel y cartón. Luego, elijamos lo que realmente necesitemos para darle un segundo uso. Y si ya no los queremos, la app “En casa yo reciclo” del Ministerio del Ambiente brinda información para conocer los lugares de acopio de desechos reciclables.




  • Reutilizar las hojas impresas



Utilizar papel en exceso fomenta la tala de árboles, de donde proviene la materia prima. Por ende, al haber menos árboles, se incrementa la temperatura global. Si bien imprimir se hace necesario muchas veces, procuremos hacerlo en ambos lados de la hoja o reutilicemos otros papeles.




  • Evitar el uso de bolsas plásticas



Quizá es la advertencia más común que hemos escuchado. Incluso, para apoyar esta medida, entró en vigor una ley para regular el uso del plástico en el país. Para reemplazar estas bolsas, usa una de tela o de otro material resistente.



Las ventajas de una casa ecológica, además de cuidar el medioambiente, se perciben notoriamente en los bolsillos, puesto que significan un ahorro de dinero. Suma también si nuestras casas están protegidas a través de un Seguro de Hogar, que cubre imprevistos como daños por sismos, incendios y robos. Si quieres conocer más sobre la oferta de Pacífico, ingresa aquí.