Trixcia Nano



Una vez que te ocurre, tu perspectiva de la vida cambia.




Trabajar en una empresa grande tienes muchas ventajas, entre ellas, la preocupación por sus trabajadores: todos estamos asegurados. Por ejemplo, yo cuento con un plan de salud EPS y así me siento totalmente protegida.



Hace poco, tuve una emergencia, recuerdo que ese día salí del trabajo con un dolor de estómago terrible, al llegar a mi casa el dolor se volvió aún más fuerte, insoportable. Atiné a llamar a Médicos a Domicilio; por teléfono expliqué lo que sentía y me enviaron al especialista a casa. El médico me examinó y me dijo: tenemos que operarte ahora mismo; tienes apendicitis. En ese momento entré en shock y acepté la situación, en ese momento al instante llamaron a la ambulancia y me trasladaron a la clínica. Fue la primera operación en toda mi vida, la verdad no sé qué hubiera pasado si no hubiera tenido mi EPS. Todo ocurrió de un momento a otro.



Los imprevistos te hacen valorar un seguro, es algo que no te imaginas hasta qué ocurre, lo que pagué al salir de la clínica fue solo un pequeño porcentaje de la cuenta total, seguramente si no hubiera estado afiliada a la EPS estaría endeudada con mi tarjeta de crédito.



No valoras un seguro hasta que lo necesitas, sobre todo cuando somos jóvenes y decimos yo no me enfermo o a mí no me va a pasar eso, una vez que te ocurre, tu perspectiva de la vida cambia.



¡Conoce más del Plan de Seguro EPS Pacífico aquí!