Viajar a ciudades de altura como Huancayo, Puno o Cusco es una idea que entusiasma a toda persona. La riqueza cultural que existe en dichos lugares asegura el descubrimiento de un patrimonio rico por donde se observe. Sin embargo, muchas veces no se toman los cuidados necesarios para evitar el mal de altura, conocido como soroche.



¿Cómo evitar el mal de altura o soroche?



¿Qué es el soroche? Es un trastorno que ocurre cuando una persona está en una localidad que, por lo general, supera los 2 500 metros de altura, debido a la reducción de la presión atmosférica y la falta de oxígeno, aunque algunos estudios han demostrado que la producción de testosterona también está relacionada con este mal de altura.



Todo esto desencadena una serie de síntomas. Entre los más comunes, están los siguientes:



¿Cómo evitar el mal de altura o soroche?



Chequeos previos



¿Qué puedes hacer para evitar los estragos del soroche? En principio, si no quieres quedarte en el cuarto de hotel por este problema, la planificación es clave. Y esta no empieza horas antes de subirte al avión o carro rumbo a tu destino. Apenas decidas viajar a una ciudad de altura debes pasar por un control médico para verificar tu estado de salud.



Las personas con sobrepeso u obesidad, las que tienen antecedentes de enfermedades cardiovasculares o respiratorias, o aquellas que hayan sufrido de soroche en viajes anteriores son las más propensas a sufrir de este trastorno.



Un caso particular que también tiene el mismo riesgo son las personas que padecen de anemia, pues esta enfermedad disminuye la cantidad de oxígeno en la sangre, según detalla en su web la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU.



Medicamentos y tips del viajero



Al momento de preparar el viaje, el Ministerio de Salud sugiere alistar un botiquín de emergencia con medicamentos necesarios para combatir el malestar si este ocurre. ¿Qué es bueno para el soroche? Analgésicos como el paracetamol, ibuprofeno, naproxeno o dexametasona, así como dimenhidrinato para combatir las náuseas. De todos modos, consulta previamente a tu médico de cabecera.



También se sugiere no comer nada pesado o alto en grasas saturadas horas antes de viajar. Este tipo de comida retiene el CO2 en nuestro organismo, reduciendo los niveles de oxígeno en el cuerpo. Por lo tanto, sumado a las condiciones ambientales, tendrás mayores dificultades para respirar. El consumo de alcohol, cigarros y carnes rojas también está contraindicado.



Cuando llegues a tu destino de altura, los médicos sugieren descansar el primer día, tener un sueño de calidad y evitar los esfuerzos físicos fuertes hasta que el cuerpo esté aclimatado. Mantenerse hidratado y tomar un mate o chacchar coca también ayuda a contrarrestar cualquier síntoma que se presente.



El riesgo de sufrir de soroche siempre está latente, sobre todo si tu organismo no está acostumbrado a las condiciones climáticas de altura. Sin embargo, eso no debe ser un impedimento para hacer turismo en esas zonas y descubrir entornos que nunca has visto.



Solo toma precauciones para no sufrir el mal de altura. Otra forma de combatir este trastorno, en caso se presente, es asistiendo a un centro médico de la localidad. En esas circunstancias, un seguro de viajes será el respaldo que necesitas para afrontar los gastos correspondientes. Antes de contratarlo, considera todos los aspectos para saber cuál es el plan que más te conviene.



Si quieres conocer más sobre los seguros de viaje que tiene Pacífico, ingresa a nuestra página web.