La enfermedad de Alzheimer provoca la pérdida progresiva de la memoria y repentinos cambios en la personalidad. En el Perú, más de 200 mil personas la padecen y luchan cada día contra sus consecuencias mentales y físicas, reportó el Ministerio de Salud en el marco del Día Mundial del Alzhéimer.



¿Cómo prevenir la enfermedad de Alzheimer y retrasar su avance?



En la actualidad, todavía no se ha descubierto una cura para la enfermedad de Alzheimer, pero sí hay algunas medidas que los adultos mayores —considerada la población más vulnerable— deben empezar a practicar para disminuir el riesgo de desarrollar esta enfermedad. Estas acciones son muy simples y pueden ser incluidas con facilidad en la vida diaria.



Una de las primeras señales se presenta cuando la persona empieza a olvidar hechos recientes o conversaciones. Este primer síntoma de la enfermedad de Alzheimer es el detonante de una serie de eventos lamentables para la familia y para el enfermo. Por lo general, es un pariente cercano o un amigo el que se da cuenta de estos cambios.



Según la Facultad de Medicina de Harvard, en la primera etapa, el paciente tendrá dificultad para retener los recuerdos nuevos y se le hará complicado aprender nueva información. A medida que el mal avance, aparecerán otras complicaciones a las que se les debe prestar atención.




  • Pérdida de memoria



Esta consecuencia de enfermedad de Alzheimer irá empeorando poco a poco. Al inicio, la persona olvidará cosas simples como el lugar donde dejó sus llaves, prendas de vestir o control remoto. Luego, estos olvidos se harán más frecuentes y serán más graves. En la mayoría de los casos, formulará las mismas preguntas y no recordará lo que le acaban de decir. Además, no estará en la capacidad de aprender una actividad nueva.




  • Complicación con el lenguaje



Cuando la persona que tiene la enfermedad de Alzheimer quiera expresarse o conversar con sus allegados, no encontrará las palabras correctas. A medida que avance la enfermedad, su lenguaje se empobrecerá. Además, se le hará difícil comprender todo aquello que lee, mira o escucha. Como consecuencia, muchos enfermos querrán aislarse o preferirán estar callados.




  • Confusión y desorientación



La atención cercana es importante, debido a que los pacientes empezarán a olvidar fechas importantes o a recordar lugares del pasado como si fueran actuales. Si salen a la calle solos, es muy común que se les complique volver a casa. Este desconcierto también se les presentará al momento de reconocer a personas de su entorno con las que tiene un vínculo.




  • Dificultad para ejecutar acciones cotidianas



Con el desarrollo del mal, el enfermo no volverá a ser el mismo y cometerá errores como si fuera un niño. Por ejemplo, se colocará los zapatos al revés y se le complicará ponerse la ropa en el orden correcto. Además, no sabrá hacer los pagos que antes cumplía o no podrá administrar su dinero correctamente.



Al identificar estos síntomas, se hará necesaria una visita al médico para determinar el estado en que se encuentra la enfermedad. La Clínica Mayo recomienda que, si una persona se siente preocupada por su memoria u otras habilidades de razonamiento, debe acudir de inmediato a un especialista.



Sin duda, los adultos mayores son el grupo que requiere más cuidados contra la enfermedad de Alzheimer. Esta situación implica prestar mucha atención a estas señales y practicar actividades físicas para mantener una salud estable. Un seguro de salud, como el que ofrece Pacífico Seguros, siempre es una opción idónea para mantener los cuidados propios de la edad. Si quieres conocer más sobre nuestra oferta de seguros, ingresa aquí.