El cáncer de ovario está dentro de los 10 tipos de cáncer más comunes en nuestro país. Afecta a 800 mujeres anualmente, según el Ministerio de Salud. Y se han detectado 3,433 casos entre el 2000 y el 2017, de acuerdo con el INEN. Pero estas cifras, más allá de encender una alarma, deben llevarnos a la reflexión.



Cáncer de ovario: ¿Cómo cuidarse de esta enfermedad?



Esta enfermedad ataca de forma agresiva al sistema reproductor femenino y su diagnóstico, lamentablemente, suele darse en etapas avanzadas. Ello debido a que los síntomas del cáncer de ovario suelen ser poco notorios en un inicio. Sin embargo, existen formas de prevenirlo.



 



Genes, factores de riesgo y algo más



Las causas del cáncer de ovario son diversas. De acuerdo con la American Cancer Society, existen factores de riesgo, tanto internos como externos, que pueden producir esta enfermedad. Entre ellos están los siguientes:




  • Envejecimiento: La aparición de la menopausia aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad. De hecho, las mujeres mayores de 60 años son el grupo en el que se presentan la mayoría de los casos.




  • Antecedentes familiares: Si en la familia hubo casos de cáncer de ovario, hay un riesgo elevado que sus descendientes femeninos también lo sufran. En ese caso, es importante realizarse un chequeo preventivo anualmente.




  • Sobrepeso u obesidad: Tener un peso elevado y llevar una mala alimentación están relacionados directamente con el desarrollo de varios tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de ovario.




  • Maternidad tardía o no tener un embarazo: Estudios han demostrado que las células cancerígenas se desarrollan mayormente en mujeres que nunca han tenido hijos o se han convertido en madres después de los 35 años.




  • Terapia de reemplazo hormonal con estrógeno: Especialmente si su uso es a largo plazo y en grandes dosis.



¿Cómo detecto y trato esta enfermedad?


  Los síntomas, como se mencionó al inicio, suelen pasar desapercibidos porque no se manifiestan como grandes molestias. De todos modos, pueden presentarse los siguientes:


  • Hinchazón o inflamación abdominal

  • Sensación de saciedad rápida al comer

  • Adelgazamiento

  • Molestias en la zona de la pelvis

  • Cambios en los hábitos intestinales (por ejemplo: estreñimiento)

  • Necesidad frecuente de orinar



Si se perciben estos síntomas, se debe acudir al médico para realizar los exámenes de diagnóstico.



La Dra. Ana Cecilia Calle, especialista del Centro Oncológico Aliada, explica que para detectar el cáncer de ovario se debe realizar un examen médico ginecológico y pélvico, estudios de imágenes como una ecografía transvaginal o una tomografía de la pelvis, y otros análisis complementarios.



En caso se confirme el cuadro médico, el tratamiento a elegir dependerá del estadio de la enfermedad y generalmente implica una combinación de cirugía y quimioterapia.



Como en muchos tipos de cáncer, detectar a tiempo esta enfermedad significa que hay una gran probabilidad de supervivencia, según la American Cancer Society. Si sufres o conoces a alguien que padezca este mal, toma en cuenta que estás a tiempo de superarlo.



Los avances médicos confirman que se puede vencer al cáncer, incluso aquellos que son muy agresivos en nuestros cuerpos. Un seguro será un gran respaldo para el paciente, de cara a sus consultas y posibles intervenciones. Si quieres conocer nuestros seguros oncológicos, haz clic aquí.