Los casos de cáncer de testículo y pene aumentaron en un 90%, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (Globocan). Cada año se presentan más de 1,030 nuevos pacientes con esta enfermedad y alrededor de 200 peruanos fallecen a causa de ella. Ante esta preocupante realidad, urge tomar medidas preventivas.



Cáncer de testículo y pene: ¿Cómo protegerse de estas enfermedades?



Por lo general, el cáncer testicular ataca a personas entre los 18 y 40 años. En tanto, el cáncer de pene afecta a hombres de 50 años a más, pero, con menor incidencia, también puede ocurrir en varones de entre 18 y 30 años.



Estos son algunos de los síntomas de cáncer testicular en jóvenes o adultos:




  • Bulto no doloroso en alguno de los testículos.

  • Un cambio de la forma o tamaño de los genitales.

  • Sensación de pesadez en el escroto.

  • Dolor en el abdomen bajo o en la ingle



De otro lado, el cáncer de pene suele manifestar síntomas cuando la enfermedad se encuentra en estado avanzado. Entre los principales síntomas podemos encontrar:




  • Una llaga abierta que no se cura.

  • Tumor o lesión parecida a una verruga.

  • Erupción rojiza.

  • Mal olor y secreción constante debajo del prepucio.



Por eso, si empiezas a sentir dolor, malformaciones o diferencias en tus genitales que antes no habías percibido, es mejor visitar de inmediato a un especialista. No obstante, las consecuencias del cáncer de testículo y pene podrían prevenirse mediante una autoevaluación mensual y chequeo preventivo anual. Uno mismo, incluso, puede examinarse y tratar de identificar algún cambio en sus genitales.



Cáncer de testículo y pene: ¿Cómo protegerse de estas enfermedades?


Recomendaciones para cuidar la salud del miembro viril

Algunos factores como el consumo de tabaco, la falta de higiene, las lesiones en los genitales y la presencia del virus del papiloma humano pueden aumentar el riesgo de sufrir cáncer de pene. Conoce aquí algunos consejos para mantener los genitales saludables:



Buena alimentación



Este factor permitiría un buen funcionamiento del pene, prevenir enfermedades y, además, mejorar la calidad de los espermatozoides. Se recomienda consumir algunos alimentos como sandía, granada, lentejas, brócoli y tomate.



Practicar ejercicios



Realizar ejercicios continuamente ayuda a mantenerse saludable y a reducir significativamente el riesgo de disfunción eréctil y la eyaculación precoz.



Chequeos médicos



Un hombre joven o adulto debe hacer un autoexamen a sus genitales para identificar posibles bultos o protuberancia. Además, deben someterse a despistajes clínicos de cáncer de testículos o pene anualmente.



Higiene saludable



Los varones deben lavarse los genitales por lo menos una vez al día, con agua y un jabón neutro para garantizar la salud del pene.



Contar con un seguro oncológico, como el que ofrece Pacífico Seguros, permite acceder a chequeos preventivos anuales que son cubiertos al 100%, con lo cual se podría identificar a tiempo algunas señales del cáncer de testículo y pene. Si quieres enterarte de más detalles sobre nuestra oferta de seguros, ingresa aquí.