Viajar es uno de los placeres que más se disfruta en la vida, pero hacerlo con una protección ante cualquier problema o emergencia ayudará a evitar más de un dolor de cabeza.



¿Cuáles son las primeras cosas en las que pensamos antes de viajar? Armar la maleta, verificar que los documentos estén en regla, conocer más sobre el destino de viaje, entre otros aspectos. Sin embargo, hay un tema que olvidamos casi siempre: nuestra seguridad. Solemos salir de viaje, pero sin tomar consciencia de cómo protegernos ante una posible emergencia y muestra de ello es que solo el 8% de peruanos que va al extranjero adquiere un seguro de viajes.



Y es que no consideramos que un accidente puede ocurrir en cualquier momento de nuestro viaje, incluso cuando llegamos al aeropuerto, y puede tratarse de un problema médico o una pérdida de equipaje. Para protegernos a nosotros y a nuestros acompañantes existen coberturas que nos ayudarán en estos momentos inciertos.




Actualmente, tanto las compañías de seguro como las empresas de asistencia al viajero ofrecen diferentes opciones, dependiendo muchas veces del destino (dentro o fuera del Perú) o la serie de actividades que realicemos durante esos días. Por ello, es importante conocer cuáles son los beneficios y las diferencias de cada cobertura. En estas preguntas frecuentes, absolvemos todas tus dudas:


¿Debo viajar un mínimo de días para obtener un seguro de viajes?

No. Pero si viajas 4 días o menos, se te cobrará como si lo hubieras hecho durante 5 días. En el caso de las asistencias, este margen puede ser igual o mayor, dependiendo de tu destino.


¿Y cuál es la vigencia de la cobertura?

Los seguros tienen una vigencia de acuerdo con los días que estarás de viaje, similar a una asistencia al viajero. La diferencia se encuentra en que si contratas el plan Viajero Frecuente para salidas nacionales, estarás cubierto hasta 30 días. Si vas fuera del país, el plazo se amplía a un año. Es decir, puedes viajar cuantas veces desees en ese plazo y contarás con la cobertura del seguro de viajes.


¿Qué pasa si hay un retraso en mi salida?

Si la causa del retraso es ajena a ti (condiciones climáticas o un error de la aerolínea, por ejemplo), el seguro de viajes cubre todos tus gastos como hospedaje y comidas. La asistencia al viajero no contempla esos eventos en su cobertura.


CTA inline /> ¿Cuáles son las alternativas si ocurre un accidente?

Si bien ambas opciones cubren citas y emergencias médicas, el seguro de viajes te cubre otras necesidades más: te ayuda a pagar evaluaciones médicas posteriores, tratamientos de fisioterapia, los pasajes de retorno de tus acompañantes (en caso te hospitalicen más de 5 días) y la estadía en un hotel si no estás en condiciones de regresar al país.


¿Qué hago si no reporto mi emergencia al seguro?

Puedes comunicarte al teléfono de asistencia médica donde te encuentres (911, o dependiendo del país en el que estés) y luego reportar tu urgencia al seguro de viajes. Además, tienes la posibilidad de atenderte bajo dos modalidades: atención a crédito, previa coordinación vía telefónica; y atención a reembolso, donde Pacífico te devuelve lo invertido después de que presentes los comprobantes de pago a nombre del titular de la póliza.



En cambio, si optas por la asistencia al viajero, antes de cualquier atención, debes comunicarte con la empresa que hiciste el contrato.


¿Qué ocurre en caso de fallecimiento accidental?

El seguro reembolsará todos los gastos que se efectúen por sepelio y el traslado de los restos. La asistencia al viajero considera esto como un adicional dentro de sus planes de cobertura.


¿Y si mi equipaje se retrasa o pierde?

El seguro cubre la pérdida de tus pertenencias, siempre y cuando sea responsabilidad de la aerolínea o empresa de transporte. El servicio de asistencia solo se limita al tema médico, salvo que pagues un adicional para cubrir este tipo de hechos.


¿Necesito sí o sí contar con un seguro para algún destino?

En caso viajes a Europa, algunos países de ese continente exigen al turista contar con un seguro de viajes para ingresar a su territorio.



Viajar es sinónimo de relajarse, disfrutar unos días fuera de casa y dar paso a un descanso merecido. Pero para que estés tranquilo, siempre debes estar protegido ante cualquier imprevisto. Por eso, conoce por qué es importante contratar un seguro de viajes y toma tus precauciones para evitar las emergencias médicas más frecuentes cuando estás en el extranjero. Más aún si viajas con tu familia, pues en ese caso debes tener un mayor cuidado para divertirte con seguridad.



Si quieres conocer más sobre nuestros seguros de viajes, haz clic aquí. Y si deseas cotizar y comprar el que más se adecúe a tus necesidades, hazlo de manera rápida y sencilla ingresando a nuestro ecommerce.