Estamos seguros que durante el año querrás tomarte unas merecidas vacaciones con tu familia, sin embargo, cuando viajamos con niños es fundamental tener una planificación que nos ayude a prever cualquier inconveniente. ¿Es tu primer viaje al extranjero? ¡No te preocupes! Te ayudamos a planificarlo con estos 6 pasos:


1. ¿A dónde vamos?

¡Decide en familia! Es importante saber qué espera cada uno de sus próximas vacaciones y llegar a un punto en común para que todos puedan disfrutar por igual del viaje. ¿Quieren ir a la playa? ¿De shopping? ¿o a museos?



Eligiendo destino de viaje familiar



La clave es determinar cuál es el destino en el que todos disfrutarán al máximo. Ten en cuenta que los favoritos suelen ser los que cuentan con actividades, experiencias nuevas y, por supuesto, una amplia oferta de ocio para todas las edades. Y no lo olvides: ¡debe entrar en el presupuesto!


2. ¿Qué documentos necesitas para viajar?

Durante el proceso de planificación también es importante investigar qué tipo de documentación necesitan tus hijos para viajar de acuerdo al país destino, los esenciales son: pasaporte vigente o alguna identificacion, acta de nacimiento y una autorización legal en caso no viaje con ambos padres que especifique el consentimiento de ambos.



Sí, quiero acceder />



3. Establece un presupuesto



Tener una idea clara de cuánto quieres y/o puedes gastar te ayudará a organizar mejor tus vacaciones. Además, podrás elegir qué actividades realizar en tu viaje en familia. Haz una investigación sobre los precios regulares de transporte y comida en el sitio al que deseas ir, esto te ayudará a tener una idea sobre cuánto deberás destinar a cada uno.



¿Cuáles son las opciones de entretenimiento? ¿Cuánto cuestan? Recuerda que cuando viajas con niños debes encontrar alternativas para entretenerlos y brindarles una experiencia inolvidable. Además, contar con dinero extra te ayudará a resolver posibles contratiempos y, quizás, a engreír a los pequeños de la casa.



Evalúa los pros y contras de cada país; investiga sobre su gastronomía, clima, sitios turísticos, hospedajes, entre otros. Cuando viajas en familia debes evaluar qué es lo realmente adecuado para tus hijos y cómo puedes asegurar que tengan una experiencia inolvidable que no afecte su seguridad.


4. Busca el alojamiento

Ahora que sabes a dónde vas y cuánto puedes gastar es momento de escoger dónde te hospedaras con tu familia. Si bien es cierto que existen muy variadas opciones que van desde hostales hasta campamentos u hoteles, cuando viajamos en familia la mejor opción es esta última.



Un hotel te garantizará las comodidades que necesitas y hará de tu experiencia una mucho más tranquila con tus hijos. Si deseas evaluar precios u opciones puedes buscar en sitios web como: Trivago, Booking, TripAdvisor, donde podrás encontrar comentarios del lugar del lugar o visitando directamente la web de los hoteles para conocer sus instalaciones y beneficios.



Buscando alojamiento familiar



También nos puede ayudar investigar acerca de las opciones de traslado que ofrece nuestro destino, ¿cómo iremos a los parques o centros comerciales? ¿Sabemos cómo funciona el transporte público? Puedes evaluar alquilar un auto u optar por los traslados que pueda ofrecer el hotel donde nos hospedamos.


5. Crea una agenda de actividades

Cuando viajamos con niños siempre es importante tener una planificación y procurar improvisar lo menos posible. ¿Qué debes hacer? Una vez decidas el destino y las fechas de tu viaje es momento de decidir las actividades ideales y, sobre todo, qué debes llevar.



¡Ojo! Esto no significa que debas tener una agenda súper detallada de todos los días: esto podría generarte más estrés del que realmente necesitas. Con esto nos referimos a reservar esas actividades especiales de la temporada o aquellas que necesitan una separación por adelantado, de esta forma podrás organizar mejor tus días. Por lo demás, dependerá de lo que deseen hacer durante las vacaciones para visitarlo todo.



Recuerda que sin importar a dónde vayas, un seguro de viajes es fundamental para disfrutar de tus vacaciones sin preocupaciones y con la que tus pequeños estarán protegidos. Una vez decidas a dónde ir, evalúa tus mejores opciones de cobertura.



6. ¡Hora de hacer maletas!



Ya tenemos todo listo: destino, hospedaje, planificación solo resta irnos a disfrutar de unas vacaciones increíbles con nuestra familia. Pero antes de partir queda un último paso por completar: preparar nuestras maletas. Este es un paso muy importante, sobre todo, si vas con niños, puesto que queremos que estén cómodos durante todo el viaje.



Haciendo maletas para viajar



Antes que nada es importante que tengamos claro cuál es el clima de nuestro destino turístico, de esta forma sabremos qué tipo de ropa llevar. En el caso de los niños es importante incluir suficiente ropa (sin exagerar) e incluir un pequeño botiquín que nos ayude a prever cual malestar o incomodidad.


Bonus: construye recuerdos

Puedes motivar a tus pequeños a guardar objetos que consideren memorables del viaje: algunos boletos de ingreso, conchitas de mar, algún pequeño souvenir, dulces típicos, entre otros. ¡Sean creativos! Lo importante es tener algo para recordar con cariño los momentos compartidos en familia.



Así que ya lo sabes: si es primera vez que viajas al extranjero con tu familia no dudes en seguir estos pasos para planificar exitosamente las mejores vacaciones en familia, con nuestra Guía: “A dónde te lleves tú” - Convierte tus viajes en una experiencia segura.